Comparar

Lo sentimos, pero tienes que seleccionar dos revisiones para ver las diferencias entre ellas.

Versión actual (version 1, 22 Ago 2007, 6:56)

George Michael y Andrew Ridgeley se conocieron en el colegio. Tenían bastantes cosas en común, empezando porque ambos eran hijos de emigrantes: el padre de George era greco-chipriota y el de Andrew era egipcio; ambos, pues, de origen mediterráneo. Andrew nació en Windlesham, Surrey, el 26 de enero de 1963 y George en el número 73 de Church Lane (una calle del barrio londinense Finchlay) el 25 de junio de 1963. Andrew fue entre otras cosas, culpable de que a George, sus más allegados acabaran llamándole "Yog", poco tiempo le faltó para correr a la escuela y contar a todo el mundo que a su amigo George le llamaban "Yogur" en su casa. George y Andrew también coincidían en gustos musicales. A ninguno de los dos les gustaban los grupos "punk" que estaban convulsionando el mundo musical en 1977. Sus preferencias iban más en la línea de lo que estaban haciendo Genesis, Queen, y especialmente Elton John. Pero lo que a ambos les alucinó fue la película "Fiebre del Sábado Noche", en la que John Travolta interpretaba a Tony Manero, un personaje cuya gran pasión era bailar en las discos los fines de semana. El impacto de la película y la música de los Bee Gees fue absoluto y revitalizó definitivamente la música de baile para ellos. A George, en particular, el éxito de la mencionada película y el auge del baile en los clubes les animó a perder, de una vez por todas, su eterna inseguridad de adolescente, los complejos de su reciente gordura y su miopía. George comenzó a bailar y a liberarse. Él y Andrew empezaron a frecuentar con asiduidad todas las discotecas, bailando pasos que previamente ensayaban en sus casas. Hicieron de ello casi una religión. Pronto la locura que había generado el sonido disco de la película "Fiebre del Sábado Noche" fue sustituida por el ska, el ritmo que estaba imperando en las nuevas bandas formadas tras la primera oleada "punk". The Specials y Madness eran las principales formaciones del movimiento ska que había impresionado fuertemente a George y Andrew. Así que ese fue el estilo musical que imprimieron en su primera formación musical: The Executive nació en el verano de 1979 y se presentó en sociedad el 5 de noviembre del mismo año. El grupo estaba formado por George, Andrew, Paul (hermano de Andrew), David Austin y Andrew Leaver, otro amigo común. La banda The Executive fue el nexo que mantenía unidos a los dos amigos, pues este último había abandonado la escuela y se había ido a otro instituto, el "Casio College", en el que las chicas eran más ardientes y había más posibilidades de divertirse. Andrew se había cansado de las risas y los bailes con George, y se había lanzado tras las chicas y las fiestas, metas que mantendría a lo largo de los futuros años. Su amistad se hubiera esfumado si no hubiesen militado en la misma banda. The Executive, reducidos a cuatro miembros tras el abandono de Andrew Leaver (fallecería de cáncer a los veinte años), llegaron a grabar una maqueta con su tema más popular "Rude Boy", que habían escrito ellos mismos, y una versión en ska de la balada de Andy Williams "Can`t Get Used To Losing You". También incluyeron una trepidante adaptación ska de "Para Elisa", de Beethoven. Pasaron la maqueta por todas las discográficas londinenses, y en todas les despacharon con palmaditas en la espalda. Una vez disuelta The Executive e iniciando el año 1981, George y Andrew comenzaron a escribir una serie de canciones, entre ellas "Careless Whisper". En aquellos dias Andrew empezó a salir formalmente con una chica llamada Shirlie Holliman, una expunk adolescente que acabó bailando y cantando con Wham. También en aquella época George y Andrew escribieron algunas de las canciones que posteriormente darían la vuelta al mundo: "Wham Rap", "Club Tropicana" y por supuesto, la balada "Careless Whisper". Las canciones estaban firmadas por los dos. En realidad la mayor labor en la composición recaía en George, como el tiempo demostraría, pero lo cierto es que sin el ímpetu y entusiamo de Andrew, difícilmente George hubiera acabado esos temas. Finalmente decidieron llamarse WHAM, sacando el nombre de su propia canción "Wham Rap". Tras ser amablemente despedidos, de nuevo, de varias discográficas, por fin les llegó la oportunidad cuando le pasaron la cinta a Mark Dean. Este era un joven cazatalentos, de sólo 23 años, que había descubierto dos auténticos bombazos: Soft Cell y ABC, dos de los artistas más vendedores de la Inglaterra de los años 80. Como la CBS había pactado un duro contrato de distribución con Innervision Records (sello propio de Mark), el contrato que Mark Dean ofreció a Wham era, a su vez, absolutamente leonino: escasos royalties, obligación de grabar uno y hasta dos discos por año, y ningún beneficio por la venta de maxis, uno de los formatos de mayor pujanza en los primeros años 80, especialmente en la música de baile. De todas formas para el dúo era un sueño hecho realidad y no dudaron en firmar ese contrato (24 de marzo 1982). Poco después de la firma tuvieron que hacer lo mismo con los derechos editoriales, que cerraron con Morrison-Leahy. Este último Dick Leahy, iba a ser una de las personas más importantes en la carrera de George Michael. Después del lanzamiento de singles como "Wham rap", "Young Guns", "Bad Boys", George y Andrew habían triunfado de una manera escalonada en las listas de éxito. Ya eran conocidos y reclamados en todo el mundo. Compraron toneladas de ropa nueva y empezaron a saborear la vida de los adinerados. Pero al mismo tiempo, tuvieron que enfrentarse a su primer problema de orden interno (¿quién trabajaba más de los dos?). Necesitaban urgentemente un representante, lo suficientemente bueno como para acompañar al grupo en su afán por convertirse en una de las mejores bandas del planeta. Jazz Summers era un manager que había trabajado con algunas bandas punk y que suspiraba por ellos desde el principio. Parecía no tener suficiente experiencia, pero su coalición con el popular representante Simon Napier-Bell hizo que ambos defendieran los intereses de Wham a cambio de un doce por ciento. La empresa que les representaba se bautizó como Nomis (Simon, al revés). Los nuevos managers iban, como primera medida, a entablar un litigio con Innervision para denunciar el contrato, pero antes de eso, se lanzó el que iba a ser sencillo de adelanto del primer álbum del grupo. Se trataba de la canción "Club Tropicana", uno de los temas de mayor éxito del grupo (vendieron más de 400.000 copias) aunque no pasara del puesto 4 en las listas. "Club Tropicana" fijaba definitivamente la imagen de Wham: chicos guapos, espectacularmente bronceados (haciendo honor a sus orígenes mediterráneos) y disfrutando de los placeres de la vida. El álbum "Fantastic" vió la luz el 2 de Julio de 1983, y sólo una semana más tarde era número 1 en Inglaterra. Estuvo producido por Steve Brown y el propio George Michael, incluía los cuatro singles que ya eran muy populares, junto a otra de sus primeras canciones, "Come On". Pero mayor logro de "Fantastic" se debió fundamentalmente, al éxito de los cuatro sencillos que albergaba. Establecidos ya en su nuevo sello, Epic, el primer lanzamiento que realizaron con el mismo no pudo ser más espectacular. Era el mes de mayo 1984 cuando se publicó su nuevo sencillo: "Wake Me Up Before You Go-go". El título lo tomó George de una nota que Andrew había dejado a sus padres para que lo despertasen antes de marcharse. Y se convirtió no sólo en la canción de Wham de mayor éxito hasta la fecha, sino en un exitazo mundial, y su primer número uno. Era un tema entusiasta, tremendamente contagioso y pegadizo, y apoyado por un vídeo que rodaron con multitud de fan...