Biografía

Serú Girán fue una banda de rock de Argentina, cuyo periodo de actividad fue entre los años 1978-1982, y 1992-1993; integrada por Charly García (teclados, sintetizadores, voz, guitarra y bajo), David Lebón (guitarras, voz, bajo y percusión), Pedro Aznar (bajo eléctrico y fretless, voz, guitarras, teclados), y el fallecido Oscar Moro (batería y percusión).

Es considerada una de las mejores de la historia del rock argentino, tanto a nivel musical, como conceptual y escenográfico. Famosa por el virtuosismo buscado por sus músicos.

Serú Girán nace luego de la separación de La Máquina de Hacer Pájaros, la banda de Charly García post-Sui Géneris. Junto con Lebón, en 1978, García viaja al Brasil, con el objetivo de componer material para una nueva placa. En su regreso a Buenos Aires, Charly y David conocen a un joven bajista que los iba a sorprender: Pedro Aznar. Luego, se uniría al proyecto Oscar Moro, baterista de La Máquina, con Charly.

De un juego de palabras inventadas nace el nombre de la banda, título también para el primer álbum del cuarteto. 1978 no fue el mejor año: el disco no terminó de encasillar en un público escéptico que no comprendió hacia dónde iba dirigido, más allá de himnos como Seminare o El mendigo en el andén.

En este primer disco, la banda contó con la colaboración de Daniel Goldberg, quién junto a una orquesta de 24 músicos en los Estados Unidos se encargó de grabar los arreglos orquestales que García había escrito para temas como «Eiti-Leda» o «Serú Girán».
Serú Girán en 1979
Serú Girán en 1979

El debut en vivo de la banda ante el público porteño ocurrió dos semanas después, el 28 de julio de 1978, en el estadio Luna Park, con orquesta (sección de cuerdas y vientos) y circuito cerrado de televisión. En la parte trasera del escenario, una pantalla gigante mostraba a los músicos dirigiéndose a escena. David, Pedro y Oscar salieron vestidos totalmente de blanco, mientras que Charly eligió una malla negra, saco y zapatillas. El comienzo del recital, con la orquesta a pleno interpretando la poderosa introducción del tema «Serú Girán», presagiaba una noche inolvidable. No fue así. Cuando tocaron el tema «Disco Shock»- una sátira de la música disco, tan en boga en el momento - la gente presente creyó que era en serio y, tras un coro de silbidos, empezaron a pedirle a García el «Blues del Levante», el tema que había compuesto con motivo de la despedida de Sui Generis. El público quedó desconcertado y el resto del recital transcurrió ante la indiferencia general. La gente no había entendido el mensaje, o Serú no había sabido expresarlo. (fuente: Rock.com.ar)

Un año más tarde, aparece «La grasa de las capitales» (ya sin la orquesta que los había acompañado en el primer disco), disco que llevaría a Serú Girán hacia el lugar que merecía, iluminado por las brillantes composiciones de García, el virtuosismo de Aznar, la energía de Moro y el encanto de David Lebón. Viernes 3 AM y Noche de perros son los picos más altos de la genialidad que denota el segundo lanzamiento de Serú Girán. Todo esto, sumado a la calidad inigualable de los cuatro músicos, llevaría a Serú hacia el liderazgo popular y cultural en la escena del rock argentino de la época del Proceso. «Viernes 3 A.M.» sería censurada durante un tiempo de las radios porque se la consideraba una canción que incitaba al suicidio.

En 1980 vio la luz «Bicicleta», un disco no tan intenso como «La grasa de las capitales», pero que relató con una delicada y admirable exactitud la realidad argentina de una época nada fácil en cuanto al aspecto político: Canción de Alicia en el país y Encuentro con el Diablo son las canciones de ese álbum que mejor exponen aquella realidad social. En «Canción de…», García pinta de cuerpo entero la realidad argentina, mediante metáforas que los censores no llegaron a captar; mientras que en «Encuentro con el diablo» se ironiza sobre los almuerzos que realizaba el presidente de facto Viola para entrar en contacto con los músicos y con la juventud. «Bicicleta» también contiene la puntual nostalgia en la composiciones de Charly García en temas como A los jóvenes de ayer y Mientras miro las nuevas olas.

Se comienza a decir que son los Beatles argentinos, por su carisma, su imagen, su música y el sentimiento que despertaban en la gente. La clave de ese imán fue el deseo de volver a vivir en libertad, de luchar pacíficamente contra la dictadura militar.

El disco «Bicicleta» - nombre que en un principio Charly había propuesto para el grupo, pero fue rechazado por el resto - fue presentado en Obras, el 6 y 7 de junio de 1980. En el escenario se podían observar ruedas de bicicleta, conejos y flores, algo que llamó la atención del público y de la prensa, por ser el primer grupo que tenía algún tipo de preocupación por la puesta en escena. El hecho se debió a que Serú Girán había delegado la responsabilidad escenográfica a Renata Schussheim, una vieja amiga de Charly. A partir de «Bicicleta», Serú Girán comenzó con sus grandes shows.

Un mes después, en agosto de 1980, se presentaron en el Monterrey Jazz Festival, en Río de Janeiro. Tradicionalmente, los representantes argentinos en este festival estaban más vinculados al jazz o al tango que al rock progresivo que proponía Serú. Ese año el concierto se dividió en dos partes. En la primera, se presentaban Serú, el guitarrista Pat Metheny y George Duke. El éxito obtenido por los argentinos en esa función fue tal, que los organizadores les ofrecieron volver a tocar en la segunda - la principal - junto a John McLaughlin, Hermeto Pascoal, Edgberto Gismonti y Weather Report. «Cuando tocaba McLaughlin, la gente patinaba y le tiraba avioncitos de papel. ¡Yo me quería morir! Si a McLaughlin le hacían eso, a nosotros nos achuraban», recuerda García. Sin embargo, esta predicción resultó completamente errónea. La principal razón de la respuesta favorable del público residió en la variedad de matices en los temas interpretados por ellos y, asimismo, algunos de éstos tenían una cadencia marcada que invitaba al baile.

«Peperina» fue un disco marcado por las excelentes e impecables composiciones que lo comprenden, como Llorando en el espejo, Esperando nacer, Cinema Verité, Salir de la melancolía y Peperina. Para cuando Serú Girán salía a presentar esta placa, se acercaban los últimos días de 1981 y, también, los últimos días de la banda.

Cuando Aznar decidió dejar la banda para irse a estudiar a Berklee, se organizó una serie de recitales para despedirlo, con el futuro de Serú Girán entrando en la incertidumbre. Comenzaba 1982, se avecinaba la Guerra de las Malvinas, y el disco grabado en esos recitales («No llores por mí, Argentina» sería una de las placas más vendidas en ese año. Desde el tema homónimo -transformado en casi un himno-, pasando por En la vereda del sol, Cuánto tiempo más llevará y Eiti Leda, es un disco infaltable como relato y sello histórico de época.

Un poco más avanzado el año, las desavenencias de García, Lebón y Moro (especialmente los dos primeros) acerca de cómo reemplazar a Aznar y del futuro del grupo hicieron que la banda decidiera disolverse.

Muchos años y trabajos solistas debieron pasar hasta que Serú Girán se hiciera presente otra vez. García, Moro, Aznar y Lebón se unieron en 1992 para editar «Serú ‘92». Absolutamente distinta a una década atrás, la banda se inclinó por un sonido no tan impactante como en su primer capítulo, con mucha menos calidad artística. Mundo agradable y A cada hombre, a cada mujer son las canciones más rescatables de lo que sería su último trabajo en estudio, éxito de ventas en 1992.

Se presentan en las principales ciudades de Argentina como Córdoba, el 4 de diciembre, Rosario, el 11, y finalmente en el estadio de River Plate en Buenos Aires, los días 19 y 20, en los cuales convocan unas 150.000 personas.

El tiempo había pasado, y la personalidad de los cuatro músicos, cambiado. Por eso fue que en 1993 no hubo más lugar para continuar con el proyecto del retorno. El último capítulo de la banda de rock más influyente y decisiva de la Argentina se cerraba con el mismo misterio con el que había comenzado. Serú Girán ya no estaba más sobre el escenario. Pero su legado quedó fuertemente vinculado al inconsciente colectivo de todo un país.

Discografía

* Serú Girán (1978)
* La grasa de las capitales (1979)
* Bicicleta (1980)
* Peperina (1981)
* No llores por mí, Argentina (1982)
* Serú ‘92 (1992)
* En vivo (1993)
* Yo no quiero volverme tan loco (2000)

Editado por [usuario eliminado] el 5 Ene 2010, 17:25

Fuentes (ver el historial)

es.wikipedia.org

Cualquier texto de esta página que provenga de contribuciones de usuarios está disponible bajo la licencia de reconocimiento, no comercial y uso compartido con los mismos términos de Creative Commons.
También es posible que el texto esté disponible bajo la licencia de documentación libre de GNU.

Datos básicos

Generados con los datos marcados en el wiki.

Componentes

Estás leyendo la versión 4. Ver la versión más antigua o debatir sobre este wiki.

También puedes ver una lista de todos los cambios recientes en el wiki.