Lo sentimos, pero tienes que seleccionar dos revisiones para ver las diferencias entre ellas.

Versión actual (version 2, 14 Jun 2011, 14:45)

Aunque nació en Bristol, Kershaw creció en Ipswich. Después de salir de la escuela en 1976, Kershaw trabajó como asistente de ventas y en un Departamento de Empleos por varios años, durante los cuales tocó guitarra y cantó en varias bandas underground de Ipswich. Sin embargo, cuando la última de éstas, Fusion, se disolvió en 1982, se embarcó en una carrera de tiempo completo como letrista y cantante. En 1983, firmó un contrato con MCA Records, un acuerdo que derivó en su single debut "I won't let the sun go down on me". A principios de 1984, Kershaw lanzó su famoso tema "Wouldn't it be good", que en el video muestra a Kershaw disfrazado de alien. Esta canción llegó al número 4 en el ranking de Singles del Reino Unido, y fue un gran éxito en Europa, especialmente en Alemania, Italia, Suiza y Australia. Gozó de tres éxitos más en los Top20 desde su álbum debut "Human Racing", incluyendo el tema que da nombre al disco y una exitosa reedición de su single debut "I won't let the sun go down on me". Este tema finalmente se convirtió en su más grande hit como artista, cuando alcanzó el número 2 en el Reino Unido. El segundo álbum de Kershaw fue "The Riddle". Este tema resultó ser otro éxito tanto en el Reino Unido como el extranjero, y el disco también puso dos éxitos más en el Top10, "Wide Boy" y "Don Quixote", que fueron platino. Durante este tiempo, Kershaw estuvo en una extensa gira con su banda de apoyo The Krew, formada por Keith Airey, Tim Moore, Mark Price, Sheri Kershay (su esposa) y Dennis Smith. En julio de 1986, Kershaw estaba entre los artistas del Live Aid, presentado en el estadio Wembley. Después de esto, su estrella empezó a menguar, y pudo disfrutar de un solo Top40 más en el Reino Unido. Siguió grabando y lanzando discos, y colaborando con otros. Su álbum "Radio Musicola", de 1986, se lanzó con buena crítica pero escaso éxito comercial, y pareció haber crecido más que su público inicial con trabajos incrementados en madurez: "The Works", su último disco de los '80, se lanzó en 1989 con poco éxito. Su valor como letrista le sirvió en 1991, cuando su canción "The one and only" apareció en el soundtrack de la película británica "Buddy's Song", y en la americana "Doc Hollywood". "The one and only" se convirtió en Nº 1 en el Reino Unido gracias a la estrella de "Buddy's Song" Chesney Hawkes. En 1993, The Hollies tuvieron un discreto hit con otro tema de Kershaw, "The woman I love". A mediados de los '90, también escribió y produjo material para la banda adolescente Let Loose, con tres de sus temas ("Seventeen", "Crazy" y "Everybody say, everybody do"), consiguiendo un razonable éxito. En 1999, fue el lanzamiento de "15 Minutes", una colección de canciones que Kershay consideró más personales y maduras. Kershaw reveló que decidió grabar estos temas por sí mismo, cuando se percató que no iban a ser grabados por otros artistas. "15 Minutes" y el más comercial "To be Frank" (2001) fueron discos estilísticamente diferentes de sus primeros trabajos, siendo sostenidos más por guitarra acústica que por sintetizador. Con los años, Nik Kershaw ha colaborado en álbumes de artistas como Elton John, Bonnie Tyler, Tony Banks, Les Rythmes Digitales, Michael W. Smith e Imogen Heap. En 2005, Kershaw lanzó "Then and now", una colección de material de sus inicios, con cuatro nuevos temas. En 2006, terminó otro disco solista, "You've got to laugh", disponible sólo a través de su sitio web o digitalmente en iTunes. Este trabajo contiene doce temas y fue realizado bajo su propio sello, Shorthouse Records. Este año también pudo verse el relanzamiento digital de su antiguo catálogo ochentero, incluyendo "The Riddle", "Radio Musicola" y "The Works". Ni "Then and now", ni "You've got to laugh", fueron promocionados con giras. En junio de 1983, Kershaw se casó con su novia canadiense, Sheri. Ella es presentada como corista en varios de sus discos, y fue la cantante principal sin créditos, en el tema del lado B del single "Don Quixote": "Don't lie". Tienen tres niños. Nik y Sheri Kershay se divorciaron en noviembre de 2003.